30 de jul. de 2011

Muerte por chocolate

  
Ingredientes:

Bizcocho:
300 g chocolate negro de buena calidad
150 g mantequilla a trozos
5 huevos a temperatura ambiente
1/2 cucharadita de esencia de vainilla
100 g azúcar glas

Cobertura:
200 g chocolate negro de buena calidad
100 ml crema doble (1)

(1) Yo he utilizado nata con 35 % de materia grasa.

Partir el chocolate en trocitos y ponerlo con la mantequilla al baño vapor (como el baño María, pero sin que el agua llegue a hervir ni a tocar el cazo superior). Cuando el chocolate esté fundido, dejar enfriar mientras se sigue preparando lo demás.
Precalentar el horno a 180 ºC y preparar un molde desmontable de 20 cm de diámetro con papel de hornear en la base y mantequilla o spray en los laterales.
Poner los huevos y la vainilla en un robot de cocina y batir un momento, entonces añadir el azúcar glas y batir a máxima velocidad hasta que claree, esté muy espeso (como una mousse) y con 5 veces su tamaño original, durante unos 5 minutos (con Kitchen Aid utilizar varillas, con Thermomix utilizar mariposa). Quedará así:


Verter el chocolate en la mezcla de huevos y remover con mucho cuidado, con movimientos lentos y envolventes con una cuchara metálica, hasta que esté homogéneo.
Poner la mezcla en el molde y hornear durante unos 40 minutos, hasta que esté firme al tacto. Dejar el molde sobre una rejilla, pasar un cuchillo por los laterales para despegarlos bien y abrir y quitar el lateral del molde. Dejar sobre su base hasta que esté totalmente frío. Una vez frío lo volteamos sobre el plato en que vayamos a servirlo.
Para hacer la cobertura ponemos la nata con el chocolate al baño vapor hasta que se funda y entonces batir en el robot de cocina (Kitchen Aid con palas planas o Thermomix con mariposa) a velocidad media durante unos 5 minutos. Extender por encima del bizcocho.
Está aún más rico acompañado de nata líquida o natillas.



Trucos / consejos / comentarios:

Otra receta del fantástico libro "The great english book of baking". Únicamente he cambiado el tamaño del molde (20 cm en lugar de 22 cm, porque con éste me ha quedado muy bajito para mi gusto) y que para la cobertura decían que había que tener el chocolate con la nata al baño vapor sólo hasta que estuviera medio derretido, pero haciéndolo así no ha terminado de fundirse luego al batirla, así que he tenido que volver a ponerlo al vapor hasta que se ha fundido del todo.

Yo utilicé este chocolate, que es mi preferido.

Esta tarta está muy rica, la cobertura queda súper brillante y su nombre es muy acertado... creo que si hubiera comido un poco más habría muerto ¡llena muchísimo!

29 de jul. de 2011

Sticky toffee pudding

  
Ingredientes:

Para el pudding:
175 g dátiles troceados
1 cucharadita de bicarbonato sódico
300 ml agua hirviendo
75 g mantequilla a temperatura ambiente
175 g azúcar glas (yo utilicé normal)
2 huevos a temperatura ambiente
175 g harina leudante
1/2 cucharadita de esencia de vainilla

Para la salsa:
200 g azúcar muscovado morena (1)
100 g mantequilla
150 ml crema doble (2)
1 vaina de vainilla (3)

(1) Yo utilicé este (a la izquierda de la foto) que creo que es prácticamente igual, al menos el aspecto y la textura son idénticos. Si no tenéis ni uno ni otro, utilizad azúcar moreno.
(2) Como no tenía crema doble (es nata con 40 ó 50 % de materia grasa), utilicé nata normal (35 %).
(3) Eeeeeh... tampoco tenía, así que lo sustituí por media cucharadita de esencia de vainilla.

Poner los dátiles y el bicarbonato sódico en un cazo mediano. Verter sobre ellos el agua hirviendo (la mezcla hará espuma). Poner el cazo a fuego medio y dejar hervir a fuego lento durante un minuto, apartar del calor y dejar enfriar durante 15 minutos. Batir con la batidora hasta que no queden trozos.
Mientras tanto, calentar el horno a 180 ºC. Batir la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremoso. Añadir gradualmente los huevos ligeramente batidos mientras removemos lentamente. Cuando esté perfectamente mezclado añadir la harina a cucharadas mientras seguimos removiendo lentamente, seguido de la mezcla de dátiles y la esencia de vainilla. Verter la mezcla en un molde engrasado cuadrado de 18 cm. de lado o rectangular de 30x11 cm. y hornear durante 35 minutos, hasta que esté elástico al tacto.
Mientras se hornea el pudding, hacer la salsa. Poner el azúcar, la mantequilla y la crema doble en un cazo mediano. Cortar la vaina de vainilla a lo largo y añadir al cazo. Calentar a fuego medio hasta que la mantequilla se haya derretido y llevar entonces a ebullición durante unos 5 minutos, hasta que esté espeso y del color del toffee.
Poner un poco de la salsa sobre la superficie del pudding horneado y devolverlo al horno durante un par de minutos más hasta que la cobertura se vuelva pegajosa. Sacar del horno, cortar en cuadrados, verter el resto de la salsa caliente en una jarra y servir inmediatamente.


Trucos / consejos / comentarios:

Esta receta es del libro "The great english book of baking". Y tengo que decir DIOSSS. Todavía estoy casi en shock: me ha parecido la cosa más deliciosa que he cocinado jamás. Y eso que quedé tan impresionada con el sticky toffe pudding que tomé en Londres que estaba convencida de que nunca conseguiría uno tan rico y encima al leer la receta lo de los dátiles me echó bastante para atrás.
 
Y sin embargo el resultado ha superado con muchísimo mis expectativas: la textura del pudding es inmejorable, al agitarlo se mueve como si fuera de goma y al aplastarlo con los dedos baja y recupera su forma como si fuera una esponja; es tan jugoso... y el sabor es absolutamente delicioso; y la crema de toffee... ¡qué delicia! voy a utilizarla para muchos otros postres, me ha recordado a esta que compré hace tiempo pero aún más rica:
 
 
Pese a que he sustituído varios ingredientes al prepararlo, he mantenido las indicaciones de la receta original porque creo que es perfecta. Y es que es nada menos que la receta original de Francis Coulson, de los años 70. Lo único que he añadido es lo de batir la mezcla de dátiles porque no me gusta encontrarme trozos, de hecho ni siquiera noté que el sticky toffe pudding que tomé en Londres llevara dátiles y quería algo así. Y así es este: quien no lo sepa, nunca averiguaría que los lleva. Yo utilicé estos, que vienen ya sin hueso:
 
 
Si no se toma todo en el día conviene guardarlo en un recipiente hermético para que se mantenga esponjoso y elástico, y calentarlo un poco al microondas junto con la salsa ¡DELICIOSO!
 

26 de jul. de 2011

Helado de yogur

  
Ingredientes:

4 yogures naturales sin azúcar
500 ml nata para montar
100 gr de azúcar

Mezclar todos los ingredientes y pasar a la heladera en marcha. Tener en la heladera a velocidad 1 hasta que esté helado y pasar luego al congelador en un recipiente cerrado. Conviene sacarlo del congelador 10 minutos antes de tomarlo.


Trucos / consejos / comentarios:

Este helado está especialmente rico acompañado de sirope, mi preferido es el de amarena. No queda muy cremoso pero resulta muy refrescante, está riquísimo ¡y no puede ser más fácil de hacer!


Yo lo preparo con la heladera de la Kitchen Aid, pero si no tenéis heladera también podéis hacerlo metiéndolo en el congelador una hora, batiéndolo, y repitiendo estos dos pasos otras dos veces, así se evita que cristalice quedando duro.

20 de jul. de 2011

Cupcakes de nubes

  
Ingredientes:

175 g mantequilla a temperatura ambiente
175 azúcar
3 huevos a temperatura ambiente
1/2 cucharadita esencia de vainilla
175 harina leudante
1/2 cucharadita levadura
2 cucharadas de leche






Precalentar el horno a 180 ºC y preparar un molde de magdalenas con papeles de magdalenas.
Batir la mantequilla con el azúcar (con palas planas o mariposa si es en Kitchen Aid o Thermomix respectivamente) hasta que esté suave. Añadir los huevo y la esencia de vainilla y batir de nuevo hasta que esté homogéneo.
Tamizar la harina con la levadura, añadir a la mezcla anterior y batir a velocidad mínima el tiempo justo para quede integrado. Añadir la leche y batir despacio sólo hasta que se haya mezclado.
Rellenar los 12 moldes de magdalena hasta poco más de la mitad y hornear durante unos 15-20 minutos.
Pasar las magdalenas a una rejilla hasta que se enfríen.


Trucos / consejos / comentarios:

Esta receta es del libro "The great british book of baking". Indicaba que se mezclara a la vez la mantequilla, el azúcar, los huevos y la esencia pero de esta forma la mantequilla no se ha integrado bien (pese a estar de sobra a temperatura ambiente) por lo que en otras ocasiones lo haré como indico, que es como lo hago siempre: batiendo primero la mantequilla sólo con el azúcar hasta que queda suave.
 
 
Yo las he horneado durante 19 minutos. Me han encantado: esponjosas y con un sabor delicioso, quizás mis preferidas de todas las que he hecho hasta ahora.

Los envoltorios de los cupakes los compré en Cupcake wrappers. Son preciosos ¡pero carísimos!
 
 
Para la cobertura he montado nata con estabilizante, un poco de colorante en gel y esencia de marshmallow y he decorado con una manga y con una boquilla Wilton 1 M. Tenía ganas de probar a ponerles cobertura de nata porque lo había visto en algunos blogs, pero aunque de aspecto me han parecido muy bonitas a la hora de comerlas la combinación magdalena+nata no me ha entusiasmado. Por encima he puesto mininubes que compré en Londres (riquísimas).
 

Incluso con la nata el colorante Americolor rosa "Deep pink" me ha hecho lo de siempre: formar puntitos oscuros. Y eso que lo incorporé a la nata desde el principio, por lo que no es un problema de mezclar poco. Probaré a comprar algún otro tono de rosa de Americolor, a ver si no da este problema ¡ya os contaré!

The great british book of baking

 
Este libro lo compré en Londres por 20 libras. Tiene de todo: recetas dulces y saladas. Desde galletas decoradas a macarons pasando por ¡sticky toffee pudding! y muerte por chocolate. Pasteles de carne, panecillos de queso, focaccia... ¡de todo!


Y unas fotografías maravillosas que acompañan a todas las recetas, como a mí me gusta. Os copio una página que viene al comienzo del libro:


Si lo queréis lo tienen en Amazon UK ¡y casi a la mitad de lo que me costó a mí! Arrrrrghh... Por cierto: parece ser que Amazon dentro de poco abrirá en España ¿no es fantástico?

Recetas que voy haciendo de este libro:

- Cupcakes de nubes
- Sticky toffee pudding
- Muerte por chocolate

17 de jul. de 2011

Galletas decoradas de chocolate: muñecas

  
Recetas:
Masa de galletas de chocolate
Glaseado*

* En esta ocasión he hecho la mitad de cantidad, batiendo también la mitad de tiempo. Ha quedado con una textura adecuada para rellenar (sin necesidad de añadir más agua) y para el delineado he añadido azúcar glas tamizado.


¿Recordais las cartulinas que encargué de USA? Ya sabía que alguna de ellas se convertiría en galleta... me encantan estas muñequitas, me recuerdan a las recortables de cuando era niña.


Primero escaneé la cartulina, imprimí una muñequita al tamaño adecuado para la galleta, la recorté y delineé su contorno sobre la galleta con un rotulador comestible negro.


Después pinté la cara y el cuerpo (con glaseado de delineado y de relleno) y brazos y piernas (sólo con glaseado de relleno) y el pelo (al amarillo le dejé una textura intermedia para no tener que delinear y rellenar). Lo hice todo de una vez, sin esperar a que secara, así que el verde destiñó un poco en el color carne y el color rosa. Unas horas más tarde pinté los detalles: ojos, boca, rayas en el pelo, adornos en los vestidos...


Me ha gustado mucho la combinación verde lima con rosa claro.


Resultaron complicadas de decorar porque son pequeñitas, casi todo lo hice con boquillas del 2.


Dentro de poco cuatro de estas muñequitas y un osito viajarán a casa de alguna de vosotras, para participar sólo tenéis que ser seguirdoras del blog y vivir en España ¡suerte!

16 de jul. de 2011

Masa de galletas de chocolate para decorar

   
Ingredientes:

275 g harina normal
100 g harina leudante
75 g cacao de buena calidad
125 g azúcar normal
125 g mantequilla salada, troceada
125 g Golden Syrup
1 huevo grande ligeramente batido






Tamizar las harinas y el cacao en un cuenco, añadir el azúcar y mezclar bien.
Añadir la mantequilla. Usando sólo la punta de los dedos, mezclar los ingredientes hasta que parezcan pan rallado.
Cuando la mantequilla esté bien mezclada, hacer un hueco en el centro y añadir el Golden Syrup y el huevo. Mezclar bien, arrastrando la harina de los bordes y parando en el momento en que la bola se haya formado.
Dividir la masa en dos y estirar cada uno de los trozos entre dos papeles de hornear con un rodillo hasta formar dos discos homogéneos. Cubrir y dejar en la nevera durante dos o tres horas. Cortar las galletas y dejar reposar en la nevera 15 minutos antes de hornear Precalentar el horno a 170 ºC y hornear entre 15 y 18 minutos.


Trucos / consejos / comentarios:

Esta receta es del libro "Biscuiteers Book of Iced Cookies". En la receta original no habla de dejar un tiempo mínimo la masa en la nevera reposando, simplemente hasta que vaya a utilizarse, pero yo lo he hecho tal y como indico porque se cortan mejor y mantienen mejor la forma durante el horneado.

Para ver con más detalle cómo cortar y extender la masa podéis ir aquí.

Recién hechas y al cabo de unas horas están duritas por fuera pero algo chicletosas por dentro, casi con textura de brownie. Sin embargo al día siguiente están también duras por dentro, aunque no crujientes. Al cabo de unos días están duras como una piedra :-S. El sabor está bien aunque no me parecen deliciosas. Pero mantienen la forma increíblemente bien y son muy resistentes para decorar y manipular.

6 de jul. de 2011

Francia y sorteo

  
¡Ya estoy de vuelta! Durante nuestra estancia en la zona del Loira nos hemos alojado en la misma casa rural en la que estuvimos hace 3 años, que nos encantó: La Maison Rossignol. No sólo es amplia, bonita, acogedora, rodeada de verde y cercana a los castillos, sino que además sus dueños son encantadores:


Hace tres años visitamos los castillos de Angers, Brissac, Amboise, Chenonoceau, Blois, Chaumont y Chambord.

Esta vez hemos repetido Chenonceau:


y Chambord:


y hemos conocido Cheverny (en el que se inspiró Hergé para el castillo de Moulisant y donde hay un pequeño museo dedicado a Tintín):


Villandry (tiene unos jardines increíbles):


Azay-le-Rideau:


Langeais:

Ussé:


y Valençay (fantástico):


Por último pasamos unos días en Cauterets yendo al balneario, haciendo una excursión y visitando la maravillosa chocolatería "Refuge des sens". Sus crêpes sucrées son las mejores que he probado jamás:


Y he traído algo de Francia para uno de los seguidores del blog: un preparado para macarons, otro para crème brûlée y dos riquísimas nubes artesanales, una de coca-cola y otra de violeta.


Y la ganadora es... tachán, tachán...


EMMA, de La vita di Emma.

Y ahora, a volver a mis recetas. Hoy me estoy peleando con unos coulants... lo bueno es que si no se hornean perfectamente (bien hechos por fuera y crudos por dentro) no me importará destruir las pruebas con la ayuda de mis jugos gástricos ;-)