30/4/2011

Supermercado Iceland

  
Esta semana santa me llevé una gran alegría al descubrir que en Vera (Almería) acaban de abrir un supermercado Iceland. Pertenece a una cadena inglesa especializada en productos congelados:


Pero que tienen todo tipo de alimentos, básicamente ingleses. Me sentí en el paraíso con tanto producto Cardbury's, esa variedad alucinante de harinas y azúcares, chuches que no había visto jamás, preparados para cremas y natillas compotas y lemon curds...


Lo único malo era conseguir decidir qué compraba y qué no... porque me habría llevado casi todo el súper.


El primer día que fuimos compré esto. Ese icing sugar lo he probado anteriormente, en concreto con el glaseado de estos cupcakes y de estos otros, y es una maravilla. El relleno de arándanos lo probé con esta tarta de queso y tenía una textura y un sabor fabulosos.


Y el segundo día compré esto otro. Repetí con las galletas Crunchie de Cardbury's que estaban de vicio, también con el relleno y he decidido probar el de manzana, de la misma marca. Con las marshmallows tengo planeado hacer algo relacionado con la próxima fiesta de cumple de Daniel, que tendrá como motivo ¡Playmobil!


Vaya, que me vine cargada de provisiones, y es que no sé cuánto tiempo pasará hasta que vuelva a tener oportunidad de comprar estos productos... Precisamente nos vamos de minivacaciones a Londres dentro de un par de semanas, pero seguro que volveremos con las maletas cargadas de otro montón de cosas ¡ya tengo hecha la ruta de todas las tiendas y bakerys que quiero visitar! :-D

Compras fuera de la UE: Aduana

 
Alguna vez me habéis preguntado cómo hago con la aduana cuando compro en webs de USA... y al principio no entendía a qué os referiais ya que me han llegado siempre exactamente igual que si fueran compras realizadas en España. Como no suelo estar en casa cuando el cartero trae el paquete, me dejan un aviso y voy con él en cuanto puedo a recogerlo a Correos. No tengo que pagar nada, ni hacer ningún trámite... nada de nada, simplemente lo recojo y listo. Pero ahora sé que ha sido una cuestión de suerte, hasta el momento no me ha tocado, y es que por lo que he visto parece cuestión de azar que retengan o no el paquete.

Sugarmur tiene un post muy interesante y detallado sobre este tema que os recomiendo que leais si queréis comprar en alguna web que realice envíos desde fuera de la Unión Europea. Os resumo: en marzo de 2010 España reformó la legislación en materia de importaciones (y este tipo de compras se consideran importaciones...) para adaptarse a la normativa de la UE: desde ese momento deberían retener cualquier paquete de fuera de la UE por el que se haya pagado más de 22 €, es decir, prácticamente todos pues ya los gastos de envío suelen ser superiores a eso. Si el importe pagado está entre los 22 € y los 150 €, hay que pagar el 18 % de IVA. Si es superior a 150 € además del 18 % de IVA hay que pagar aranceles.

Pero lo peor, como suele suceder con la Administración...., es la burocracia. Y para mayor abuso del contribuyente (nosotros), han dado la gestión de nuestros paquetes a empresas privadas como Speedtrans. Por "gastos de Correos" cobran 4,60 (por retener nuestro paquete 10 días). Así que no darán señales de vida hasta pasado ese tiempo, durante el cual tú estarás temiendo que se haya extraviado. Se les puede llamar por teléfono en cuanto nuestro paquete tarde más de lo razonable: 91 833 10 00. Si vives en Madrid puedes retirar tú mismo el paquete... si es que no tienes otra cosa que hacer (como trabajar) de lunes a viernes de 10:00 a 14:00 en Aduana (C/ Trespaderne, s/n, Edificio Correos, Terminal Carga de Barajas, advierto que aquello es un laberinto infernal), llevando el aviso de llegada cumplimentado, el DNI y la factura de la compra. Si no Transmes o la empresa que te toque te cobrará por su "gestión" 21,12 €. Total que la broma entre los aranceles (3 %, si supera los 150 € incluídos gastos de envío), el IVA (18 %) de nuestra compra+aranceles, el almacenaje (4,60) y la "gestión" (21,12 €) puede ser gorda, por no hablar del tiempo de espera y engorro de los trámites. Por una compra de 22 € nos cobrarían ¡26 €! Por una de 100 € ¡43 €! Pero puede ser aún peor: puede llegar con Fedex en lugar de con Correos, en cuyo caso dejan el paquete secuestrado en el almacén de Chronopost en Alcobendas y te piden aún más dinero por "la gestión" y ahí no hay nada que hacer: o pasas por el aro, o se quedan con tu paquete. Y si quieres hablar con Fedex para tratar de razonar... 902 114 250, te sablarán también por la llamada.

Y sí, todo esto es legal, "barreras a la importación". Ver para creer. Más información en la web de Correos.

Edito el 23/02/12: He comprobado que sólo paran por temas de aduana los paquetes que fuera de la UE que se envían con empresas de mensajería en lugar de a través de Correos. Y es que como las empresas de mensajería sacan beneficio de ello (te cobran por el almacenaje, por la "gestión" y hasta por llevártelo a casa... suponen más sus gastos que el IVA y las tasas de la aduana) no pierden la oportunidad de pararlos.

27/4/2011

Tarta de naranja

  
Ingredientes:

Bizcocho:
250 g azúcar
1 naranja sin pelar cortada en cuartos
3 huevos
100 g mantequilla a temperatura ambiente
1 yogur natural
250 g de harina
1 sobre de levadura
1 pellizco de sal

Crema:
250 gr queso Philadelphia
250 gr queso mascarpone
100 gr azúcar glas
1 cucharada de esencia de naranja
Colorante alimentario naranja (opcional)

Bizcocho:
Precalentar el horno a 180 ºC. Engrasar tres moldes de 18 cm. de diámetro.
Poner en el vaso de la Thermomix el azúcar, la naranja y los huevos. Programar 3 minutos, 37º, velocidad 5.
Añadir la mantequilla y el yogur. Mezclar programando 5 segundos, velocidad 4.
Incorporar la harina, la levadura y la sal. Programar 15 segundos, velocidad 3. Terminar de envolver la mezcla con la espátula.
Verter la mezcla en los moldes y golpear suavemente sobre la encimera para que la masa se distribuya bien, la superficie quede regular y no se formen burbujas de aire en el bizcocho. Hornear durante 20-25 minutos, hasta que al insertar un pincho metálico en el centro del bizcocho, salga limpio.

Crema:
Poner todos los ingredientes en la Thermomix con mariposa y programar 2 minutos, velocidad 3. No untar en el bizcocho hasta que este esté totalmente a temperatura ambiente. Untar primero sobre el primer bizcocho, poner encima el segundo, untar sobre este, poner el tercer bizcocho, y untar por encima los laterales con ayuda de una espátula.


Trucos / consejos / comentarios:

Me encanta Living in London, creo que debería ser un lugar de peregrinaje obligado al menos una vez en la vida para todo goloso :-), sus tartas son una auténtica maravilla. Yo fui probando todas (os aconsejo si vais que os pidais medias raciones) y dejé para el final la que menos me llamaba la atención, la de naranja. Y resultó que fue la que más me gustó, ahora la pido casi siempre. Tenía muchísimas ganas de preparar una parecida en casa y creo que lo he conseguido, al menos a mi me ha sabido igual de rica. Y además al cabo de un par de días seguía igual de buena.

La receta del bizcocho es del libro del último modelo de Thermomix. La de la crema la improvisé yo, fui añadiéndole esencia hasta que me pareció que tenía el toque justo, quizás es mejor que vosotros hagáis lo mismo porque además no todas las esencias son igual de intensas (yo utilicé la de Dr. Oetker).

Finalmente me compré tres moldes de 18 cm. en Amazon bajitos y más o menos apilables y... no pude resistirme. Lo mejor es que cupieron los tres a la vez en la rejilla del horno, por lo que no tuve que estar horneándolos por tandas. Para que el bizcocho se desmoldara bien utilicé spray desmoldante, que funciona genial.

Para evitar que la crema se llenara de migas al untarla por fuera, que hace muy feo, "barrí" primero el bizcocho con un pincel de silicona para que se fueran todas las migas, y luego tuve cuidado de no presionar con la espátula al repartir la crema.

Espero que os animéis a probarlo ¡y que os guste tanto como a mi!

21/4/2011

Compras por la red: Cupcake wrappers

  
Cupcake wrappers (UK): La primera compra por la red que, si volviera atrás, no repetiría... pero bueno, de los errores se aprende. Los productos son preciosos pero ¡resulta carísimo! Y además tardé casi un mes en recibirlo. Escribí reclamando y me respondieron muy amablemente, quizás ha sido un problema puntual, pero llegué a pensar que no llegarían nunca y el cargo en la visa me lo hicieron el mismo día del pedido.


Esperaba que los wrappers de los cupcake fueran como los que compré en Shop Sweet Lulu, que son pequeños recipientes con su base. Pero no: son tiras que podría imprimirse uno perfectamente en la impresora... y gratis. Eso sí, tienen efectos de relieve, brillos preciosos y son reversibles.


Además de los wrappers compré una especie de Lacasitos pequeños, sprinkles en forma de corazón y un cortapastas que resultó ser enooorme: los prefiero más pequeños porque si no salen poquísimas galletas y encima son tan enormes que nadie se atreve con ellas. Nota mental: tener un metro a mano la próxima vez que compre cortapastas por internet.


Aquí está la multa, una pasada, me pilló en un día de euforia consumista:


En fin ¡espero hacer unos cupcakes preciosos a la altura de estos wrappers!

18/4/2011

Galletas decoradas: Pascua

  
¡Aquí están mis galletas de Pascua! Más vale tarde que nunca... Ufff, se me han echado las fechas encima, lo sé, lo sé.


Debo confesar que ninguno de estos diseños es mío, son galletas que he ido viendo, sobre todo en el fantástico blog de Glorious Treats, y me gustaron. Mi propósito para la próxima Pascua será planificarlo con más tiempo y ser más original.


Estoy notando la diferencia entre el polvo de merengue CK que uso ahora y el de Wilton que utilizaba antes: mucho mejor el de CK. Aunque con él debo batir el glaseado un rato más al final para que espese (lo he modificado en la receta).


No conseguí encontrar ningún cortapastas de huevo, más que uno de Wilton demasiado grande para mi gusto, así que al final me hice un modelo en cartulina. Lo mismo para el pollito: me imprimí un óvalo. ¿A que son monísimos (o pollísimos, no sé)?



Los ojitos los he dibujado con un palito de punta un poco gruesa humedecido en colorante Americolor. Y he utilizado azúcar de colores en la decoración de muchas de ellas. Las florecitas de los huevos grandes están hechas con fondant.


¡Espero que os gusten! Feliz Pascua a todos.

15/4/2011

Galletas decoradas: perros

  
Llevo un tiempo sin decorar galletas... desde mi chasco con la lluvia. Se me quitaron las ganas después de aquello :-S


Pero por fin me he vuelto a poner con las manos en la masa, porque además ¡hace ya mucho del último sorteo!


Para ir metiéndome en materia empecé ayer con unas sencillitas y rápidas. Las galletas las tenía hechas hacía tiempo, así que sólo tuve que colorear y extender el fondant (comprado), y cortarlos con el mismo cortapastas que utilicé para la galleta y con unos especiales para flores de fondant.


Unas bolitas para el centro de la flor, el ojo y el ocico, que pegué humedeciendo con un poco de agua con ayuda de un pincel ¡y listo! El resultado me parece muy mono y vistoso ¿verdad?


8/4/2011

Mini hombrecitos de galleta

  
Estas galletas las hice con la misma masa de las galletas de encaje.


Les hice los ojitos con la parte afilada de un palito de madera de los que se utilizan para las brochetas, y las bocas presionando ligeramente con una boquilla Wilton nº 10 inclinada; excepto a los boquiabiertos, que se la hice con la parte gruesa del palito de madera.


Para los botoncitos utilicé unos sprinkles pequeñitos: primero hacía los agujeros con el palo de madera y luego colocaba los sprinkles sobre ellos y presionaba ligeramente.


¿No os parecen una monada? Me encantan... por primera vez me da verdadera pena comerme una galletita, aún no he sido capaz de hincarle el diente a ninguno.


Lo sé, lo sé, me he explayado a gusto con las fotos... Pero es que fijaos qué miniaturas, son una cucada:


El paño polka dot azul es de Butler's y es reversible, con puntitos más grandes por un lado que por el otro, precioso.

2/4/2011

Galletas de encaje o doily biscuits

  
Ingredientes:

150 g mantequilla a temperatura ambiente
125 g azúcar glas
1 huevo
1 cucharadita de esencia de vainilla
1/2 cucharadita de esencia de mantequilla
450 g harina
1 chorrito de leche para ligar la masa






Con la Kitchen Aid con el accesorio de palas planas, batir la mantequilla a velocidad 3 durante 1 minuto. Bajar con una espátula lo que haya en las paredes y en la pala y volver batir a la misma velocidad durante otro minuto. Bajar a velocidad 1 e ir añadiendo el azúcar a cucharadas. Cuando el azúcar esté bien integrado, volver a subir a velocidad 3 y batir durante 2 minutos.
Bajar a velocidad 1 y añadirle despacio el huevo ligeramente batido y la cucharadita de esencia. Seguir batiendo hasta que estén bien integrados. Si es necesario, parar la máquina para bajar lo que quede en las paredes. Comenzar a añadir la harina a cucharadas a velocidad 1. Batir lo justo para que se integre la harina. Añadir un chorrito de leche, lo necesario para que la masa no quede desmigajada y batir un poco más a velocidad 1.
Colocar la masa sobre un papel de hornear y dividirla en dos trozos iguales. Coger uno de los trozos, ponerlo sobre papel de hornear y darle forma rectangular con las manos. Colocar otro papel de hornear encima y con un rodillo estirar la masa con un grosor uniforme de unos 6 mm. Conviene utilizar un rodillo graduable. Hacer lo mismo con el otro trozo.
Ponerlos en una bandeja de hornear, uno encima de otro, con cuidado de que no se doblen. Dejarlos enfriar en la nevera un mínimo de 2 horas, o en el congelador 15 minutos.
Al sacar la masa pasarle el rodillo por encima una o dos veces, por si hubiera perdido un poco la forma, y cortar las galletas con los cortapastas. Si mientras cortamos la masa toma demasiada temperatura, meterla un rato en la nevera o será difícil trabajar con ella.


Volver a dejar la bandeja en la nevera con las galletas ya cortadas, esta vez durante 15 minutos en nevera (o bien 10 minutos en el congelador). Los recortes sobrantes se vuelven estirar entre dos papeles de hornear y a enfriar en la nevera durante al menos 15 minutos.
Precalentar el horno a 175º C con calor arriba y abajo, y sin aire, e introducir la bandeja durante unos 14 minutos (hasta que empiecen a dorarse por los bordes). Hornear solo una bandeja por vez, situándola en la parte central del horno (ni arriba ni abajo).
Dejar reposar las galletas sobre la bandeja 3 minutos al sacarlas del horno y pasarlas luego a una rejilla hasta que se enfríen.


Trucos / consejos / comentarios:

La receta la vi en el blog El Rincón de Bea. He introducido alguna pequeña modificación: he omitido las dos cucharadas de Golden Syrup... y quedaría genial decir que ha sido para probar si quedaban bien para que la gente que no tenga ese ingrediente pueda hacerlas pero, glups, lo cierto es que se me pasó añadirlo y me di cuenta demasiado tarde. Pero han quedado estupendas, por lo que dejo la receta así. Además en la receta original hablaba de un huevo "grande" y yo lo utilicé normal, porque no tenía otros. Quizás he tenido que añadir un poquito más de leche para que ligara la masa, pero como con el Golden Syrup: ha funcionado bien así también. He añadido alguna especificación en la elaboración, porque básicamente la hice como la masa de galletas decoradas.


Las esencias y sus sabores son opcionales. Yo les pongo de vainilla y de mantequilla porque me gusta mucho el sabor que les dan.


Quería hacer modelos originales así que al principio traté de no copiarlos... y me quedaron de pena. Las que no me gustaban las desechaba para volver a amasar, enfriar y cortar de nuevo (reutilicé la masa tantas veces como fue necesario). Total, que empecé a fijarme de las de las fotos, pero cuando llevaba varias hechas me entró por fin la inspiración y empecé a improvisar. Me ha gustado más cómo quedaban los puntitos hechos con la parte afilada del pincho de madera que los hechos con su parte gruesa, además sujetaba ligeramente al lado de la galleta con los dedos para que fuera una inserción limpia (jeje, esto suena a cirujía).