30 de mar. de 2011

Cupcakes de Marks&Spencer

  
Ingredientes:

90 g mantequilla a temperatura ambiente
110 g azúcar glas
1 cucharadita de esencia de vainilla
2 cucharadas de leche
2 huevos a temperatura ambiente
150 g harina leudante
Cobertura: preparado de "Funcakes"






Preparar un molde para magdalenas con papel de magdalenas y precalentar el horno a 180º C.
Batir la mantequilla en un robot de cocina a velocidad 6 (con palas planas) durante 2 minutos, bajando tantas veces como sea necesario la mantequilla de las paredes y palas del robot. Bajar a velocidad 1 e ir añadiendo el azúcar glas a cucharadas. Cuando esté todo integrado aumentar a velocidad 6 y batir durante 1 minuto. Bajar a velocidad 1, añadir la esencia de vainilla, la leche y a continuación los huevos previamente batidos, lentamente, en un hilo, dejando que se vaya incorporando antes de seguir añadiendo. Cuando esté bien integrado batir 1 minuto a velocidad 4. Bajar a velocidad 1 y añadir la harina cucharada a cucharada hasta que esté integrada.
Repartir la masa en los moldes (unos 8), llenando sólo 2/3 partes de los mismos ya que crece bastante, y hornear durante unos 20 minutos.
Decorar con buttercream "Funcakes" cuando estén totalmente frías, con ayuda de una manga pastelera y boquilla 1 M de Wilton.

Trucos / consejos / comentarios:

Esta receta es del libro "Cupcakes" de Marks & Spencer. He tenido que cambiar totalmente las indicaciones en cuanto al orden y forma de añadir los ingredientes, ya que el libro empezaba con la harina, añadía todo a la vez y simplemente batía. Y la harina siempre debe añadirse al final o el bizcocho/magdalena quedará duro.

Están realmente buenas, las que más me han gustado de todas las de vainilla que he hecho hasta el momento.

Por encima del buttercream he puesto perlas comestibles.


Probé a utilizar unos moldes para cupcakes de cartón directamente para hornear, pero absorven la grasa y se ponen feos. Así que horneé las magdalenas en moldes blancos pequeños y una vez fríos los metí dentro de estos.

La botellita de leche la compré en Hipercor, llevaba Kefir de su propia marca.

28 de mar. de 2011

Funpark de Playmobil

  
Hacía mucho que tenía ganas de escribir sobre este parque temático, pero no encontraba el momento de ponerme a seleccionar fotos y subirlas ¡hasta hoy!

Hace un par de años estuvimos en el Funpark de París y nos decepcionó un poco: era una nave industrial acondicionada, con juguetes de Playmobil para jugar y una especie de juego de la oca en la que los niños eran las piezas. Claro que por el precio (creo recordar que 2 € la entrada) no se podía pedir mucho más. En cualquier caso a Daniel le encantó y se lo pasó genial:


Pero el de Zirndorf, (a tan sólo 11 km. de Nuremberg y 173 km. de Múnich), en el que estuvimos el verano pasado, es otra cosa ¡qué chulada! Si os gusta Playmobil tenéis que ir. Eso sí, los juegos (son más bien juegos que atracciones) están pensados para niños, una pena si eres como yo de los que se montan en cualquier lado. Aún así disfrutamos muchísimo: es todo precioso, la ambientación es genial, Daniel disfrutó muchísimo en todos los juegos, había un edificio enorme lleno de juguetes de Playmobil y el restaurante, y por último había una tienda con todos los juguetes y además artículos para fiestas: platos, vasos y servilletas de papel, manteles y vasos de plástico, guirnaldas... una pasada, yo me vine bien provista para el próximo cumple de Daniel:


Los juegos que más le gustaron a Daniel fueron uno en el que los niños extraían arena (como la de la playa) y la colaban como los buscadores de oro, para conseguir pequeñas piedras preciosas (que luego guardaba en su cofrecito de Playmobil) y otro en el que buscaban en el agua figuritas: cangrejos, conchas, reptiles, etc. Y también nos encantó una máquina en la que metías un céntimo, girabas la rueda, y te salía este alargado y con una impresión de Playmobil:



Y el precio es más que razonable: en nuestro caso fueron 8 € por persona (tanto niños como adultos) más 2 € por dejar el coche en el parking todo el día. Pero depende de la época del año: varía entre 2,50 € (tirado) y 10 € (sigue pareciéndome barato). Aquí están los precios y horarios. Cuidado porque en temporada de invierno (de principios de noviembre a principios de abril) sólo abren la zona cubierta (donde hay juguetes de Playmobil para que jueguen libremente los niños y un restaurante) y la tienda.



En el restaurante pegaban algo de clavada, pero sobre todo te llevas el susto porque cobran un depósito por los platos y los vasos, que luego te reintegran cuando los devuelves. Yo me quedé con dos vasos pequeños porque son una monada: se ve una imagen u otra según los muevas, y el depósito creo que eran 2 €/ud.










Tenían incluso zonas de castigo para los niños malos, ñiej, ñiej, ñiej:



En definitiva, un lugar genial para visitar, imprescindible para fanáticos de Playmobil como nosotros ¡espero volver algún día!


Si os gustan los parques temáticos, no os perdáis Legoland.

24 de mar. de 2011

Bizcocho de zanahoria

 
Ingredientes:

300 g harina
Una pizca de sal
1/2 sobre de levadura
2 cucharitas de canela
1 cucharadita de nuez moscada
150 g azúcar moreno
125 g zanahorias ralladas (*)
150 g nueces troceadas
4 huevos
2 cucharaditas de esencia de vainilla
200 ml nata para montar (sin montar)
250 ml aceite de girasol

Engrasar un molde de 20 x 26 cm.
Tamizar dos veces la harina, la sal, la levadura y las especias. Añadir el azúcar, las zanahorias y las nueces. Reservar. Batir bien los huevos, añadir la esencia de vainilla, la nata (sin montar) y el aceite y batir hasta obtener una mezcla homogénea. Incorporar al resto de ingredientes.
Hornear a 180º durante 45 minutos. Retirar del horno y espolvorear con azúcar todo el bizcocho. Volver a introducir en el horno con el grill a máxima potencia durante 1 minuto o bien justo hasta el momento en que el azúcar empieza a fundirse.



Trucos / consejos / comentarios:
 
El bizcocho de zanahoria no me había llamado nunca la atención... hasta que lo probé. Y ¡guau! me encantó.
 
Para la zanahoria lo que yo hago es comprar un bote de cristal con zanahoria rallada en agua, lo escurro bien y utilizo unas 2/3 partes. Húmero (pero escurrido) pesa unos 155 g.
 
En esta ocasión utilicé un molde de 27 x 24 y me quedó el bizcocho un poco bajo, así que la próxima vez utilizaré uno de la medida que indico arriba, que he visto que venden en IKEA.

Y ahora os dejo con una canción que no consigo sacarme de la cabeza desde ayer:


Testoy amando locamenti pero no se cómo te lo vía dicí ¡JAJAJA!

La semana pasada se me pegó una de Camela (Sueño contiiiiigo, qué me has dado), glups. Me temo que tengo un subconsciente muy choni. Cualquier día se apodera de mí mi lado oscuro y os sorprendo con unas galletas del Fari. Avisados estáis :-P

Engrasar moldes

  
Compré este spray en González y González. Me costó decidirme porque me parecía caro (10,17 €) pero ahora me alegro muchísimo de haberlo hecho. Merece la pena: dura muchísimo y es lo mejor para que no se peguen los bizcochos, brownies, magdalenas...


Luego he visto otros en más tiendas que también van genial ¡y por sólo 4,50 €!

A falta de esto, lo segundo mejor es untar el molde con mantequilla y forrar con papel de hornear la base (si se forran también los bordes, aún mejor). Para ello dibujamos el contorno de la base en el papel de hornear y lo recortamos:


Y lo que peor resultado me da es untar con mantequilla y espolvorear con harina, aunque puede hacerse cuando son masas que no tienden a pegarse al ser horneadas.

22 de mar. de 2011

Tarta de Santiago

  
Ingredientes:

250 g almendras crudas molidas
200 g azúcar
4 huevos
Ralladura de 1 limón
Azúcar glas para decorar








Engrasar un molde de 22 cm de diámetro. Mezclar la harina de almendras con el azúcar y la ralladura de limón. Añadir los huevos batidos, mezclar y pasar al molde. Hornear a 170º C durante 45 ó 50 minutos. Dejar enfriar en el propio molde, desmoldar y espolvorear azúcar glas por encima.


Trucos / consejos / comentarios:

Esta tarta se hace en unos minutos y queda estupenda. La receta es del libro de la Thermomix pero se puede hacer perfectamente sin ella. Busqué una imagen de la cruz de Santiago en internet, la imprimí, la recorté y la puse centrada sobre la tarta antes de espolvorear el azúcar glas por encima con ayuda de un colador grande.

Yo utilicé harina de almendras, pero en la receta indican almendras crudas molidas y es posible que esté incluso más buena de esta forma. Es importante que en la ralladura no lleguemos a la parte blanca interior del limón, ya que amarga.

17 de mar. de 2011

Galletas decoradas: bikini y zapatos dorados

 
Estas galletas vienen con banda sonora:


Bueno, en realidad más bien surgieron de ella. Me encanta esta canción. Y el video, que me recuerda a la película Blade Runner.





Hice bastantes más en otros colores pero no tuve en cuenta que iba a llover (la humedad hace que el glaseado seque quedándose con manchas). Cuando me levanté al día siguiente de decorarlas, estaba lloviendo y el glaseado fatal. Es una faena con todo el tiempo que lleva hacer las galletas, el glaseado y decorarlas ¡espero no volver a olvidarlo!


15 de mar. de 2011

Torrijas de vino dulce

 
Ingredientes:

1 botella de vino moscatel
1 rama de canela
2 ó 3 clavos enteros
La cáscara de una naranja y ½ limón
2 huevos
Azúcar
Canela






Poner todo el vino en un cazo a fuego medio con la canela, los clavos y la cáscara de naranja. Llevar a ebullición y dejar hervir un par de minutos. Añadir azúcar al gusto y dejar reposar 5 minutos.
Hacer como las torrijas normales, pero empapando en el vino en lugar de en leche: empapar en el vino, rebozar con huevo, freír en aceite muy caliente, quitarle el exceso de aceite, y rebozar en azúcar y canela.


Trucos / consejos / comentarios:
 
No me gustaban las torrijas de vino hasta que probé estas... no tienen nada que ver con las hechas con vino dulce. Me gustan con un vino moscatel dulce y suave, que no les de mucho sabor a alcohol.
 
Para hacer torrijas no compramos pan especial, utilizamos barras normales pero anchas, del tipo de las de pueblo, mejor si son del día anterior.
 

El plato es de IKEA y el paño de cocina de flores de Laura Ashley.

12 de mar. de 2011

Red velvet cake

 
Ingredientes:

3 huevos
180 g azúcar
200 g remolacha pelada y en puré
1 cucharada de esencia de vainilla
180 g harina de arroz
180 g harina de almendras
2 cucharaditas de levadura
1 cucharadita de cacao en polvo
1/4 cucharadita de sal
285 ml leche a temperatura ambiente
2 cucharaditas de limón
Colorante rojo
1/2 crema de chocolate
Merengue de nieve
Almendras laminadas

Precalentar el horno a 160º C y engrasar la base y laterales de un molde de 18 cm.
Mezclar la leche con el limón y dejar reposar.
Batir los huevos y el azúcar (en Kitchen Aid con varillas o en Thermomix con mariposa) durante 4 minutos. Añadir la remolacha y la vainilla, batir (a  partir de aquí ya siempre en Kitchen Aid con palas planas o en Thermomix sin mariposa) Añadir las harinas, la levadura, el cacao y la sal y batir. Añadir la mezcla de leche y limón, y el colorante y batir.
Dividir la mezcla en tres y hornear en tres tandas, 30 minutos cada una.
Sacar cada vez el bizcocho del horno, desmoldar y dejar reposar sobre una rejilla hasta que se haya enfriado.
Poner un bizcocho, untar la mitad de la crema de chocolate sobre él, otro bizcocho encima, la otra mitad de crema de chocolate, y encima el último bizcocho.
Poner el merengue de nieve (recién hecho) por encima y los lados de la tarta y decorar con almendras laminadas los laterales.


Trucos / consejos / comentarios:

Esta receta es del libro "Red velvet chocolate heartache".

La receta indica que se hornee en tres moldes de 18 cm. pero como yo sólo tengo uno de esta medida (y uno tengo intención de comprar más...) lo que he hecho ha sido hornearlo en tres veces. Para que los trozos me quedaran exactamente igual pesé la totalidad de la masa y dividí entre tres. Pesaba 1.125 gr. No he horneado todo de una vez y cortado luego con un cortatartas porque en una ocasión anterior vi que de esta forma el bizcocho quedaba menos esponjoso.



Nunca en mi vida había comprado remolacha y no sabía ni qué coger... así que compré una que viene ya pelada y cocida, en Carrefour. Aunque la receta indica que se utilice cruda, creo que es más cómodo utilizar esta otra porque es más sencillo hacerla puré con la batidora una vez troceada.

He utilizado colorante rojo Americolor. No es necesario poner mucho porque la remolacha ya le da bastante color a la masa.

En la receta original indican que se utilicen las semillas de una vaina de vainilla... pero las que venden en el súper están tan secas que no hay quien corte la vaina y menos aún saque las semillas, así que le puse esencia en su lugar. Además utiliza avellanas tostadas en el horno y troceadas, pero como no me gustan nada las avellanas las he sustituído por almendras laminadas. Y para el relleno indica Nutella, pero la crema de chocolate me parece muchísimo más rica y, además, es casera; hice sólo la mitad de la cantidad de la receta enlazada. Yo utilicé leche en lugar de "buttermilk" porque no había conseguido localizar este ingrediente por ningún lado pero ¡muchísimas gracias por vuestros comentarios! Ahora ya sé que lo venden en Lidl.

La cantidad de merengue me ha dado muy justita para poner por encima y untar los bordes, así que no hay que ser demasiado generoso al extenderla o se quedará un trozo sin cubrir...

El aspecto es sensacional y el sabor muy bueno. La textura es muy jugosa, más aún teniendo en cuenta que no lleva ni aceite ni mantequilla. Conviene tomarla el mismo día que se hace porque luego se endurece.

Mi sobrino Pablo, que es tan goloso como yo, con la tarta:


Y aquí estoy yo en la cocina, con mi tarta que como veis no es demasiado grande:

Merengue de nieve

 
Ingredientes:

170 g icing sugar
2 cucharadas de agua
1/4 cucharadita de cremor tártaro
1 clara de huevo
Una pizquita de sal

Poner todos los ingredientes en el cuenco de la Kitchen Aid sobre un cazo de agua hirviendo. Remover con una cuchara metálica durante 2 minutos, hasta que se disuelva el icing sugar.
Batir con las varillas de la Kitchen Aid durante 9 minutos a velocidad 8.


Trucos / consejos / comentarios:

Esta receta es del libro "Red velvet chocolate heartache".

Se puede sustituir parte de la cantidad de agua (o toda) por la misma cantidad de esencia, pero si queremos que mantenga su color blanco la esencia deberá ser incolora.

Hay que untar este merengue rápido porque en seguida se queda la superficie seca. Si se batiera de más acabaría siendo glaseado y quedádose duro al secarse.

11 de mar. de 2011

Galletas decoradas: caramelos

  
Estaba deseando estrenar este cortapastas de caramelo:




Y por último esta preciosa foto que hizo Silvia ¡me encanta!

5 de mar. de 2011

Bizcocho de semilla de amapola

  
Ingredientes:

Bizcocho:
25 g semillas de amapola
60 ml leche
185 g mantequilla a temperatura ambiente
Ralladura de 1 naranja
220 g azúcar glas
3 huevos
225 g harina leudante
75 g harina normal
60 g harina de almendras
125 ml zumo de naranja

Sirope de naranja:
220 g azúcar glas
160 ml zumo de naranja
80 ml agua

Mezclar las semillas y la leche en un cuenco, dejar en reposo 20 minutos. Precalentar el horno a 170º C. Engrasar un molde redondo y profundo de 22 cm. Batir (con palas en Kitchen Aid o mariposa en Thermomix) la mantequilla, la ralladura y el azúcar en un cuenco pequeño hasta que la mezcla quede ligera y esponjosa. Incorporar los huevos batiendo, uno a uno, esperando a que queden mezclados antes de añadir el siguiente. Verter El zumo de naranja y la mezcla de leche y semillas de amapola y batir de nuevo. Incorporar ambas harinas y las almendras molidas y remover lo justo para que quede integrado. Extender la mezcla en el molde preparado previamente. Hornear el bizcocho durante aproximadamente 1 hora, hasta que al insertar un pincho metálico este salga limpio.

Entre tanto preparar el sirope: mezclar los ingredientes, echarlos en un cazo y remover a fuego lento con una cuchara de madera, sin que lleguen a hervir, hasta que se disuelva el azúcar; llevar entonces a ebullición. Bajar el fuego y dejar cocer a fuego lento, sin tapar ni remover, durante 2 minutos.

Desmoldar el bizcocho sobre una rejilla colocada encima de una bandeja y verter inmediatamente el sirope sobre el bizcocho. Recoger el sirope que caiga en la bandeja y echarlo de nuevo sobre el bizcocho las veces necesarias.


Trucos / consejos / comentarios:
 
Esta receta es del fantástico libro "Repostería casera". He cambiado el orden de incorporación de algunos ingredientes y, sobre todo, la temperatura, pues con la que indicaba quedaba una corteza dura y la parte superior muy abombada y agrietada.
 
Yo he utilizado harina de almendras, pero podría sustituírse por almendras picadas, más fácil de encontrar en los súper.

Las semillas de amapola las venden en los herbolarios.

Es importante que en la ralladura no lleguemos a la parte blanca interior de la naranja, ya que amarga.

Galletas decoradas: algodón dulce Dimes y Diretes 2.0

  
¿Recordais el algodón dulce de Dimes y Diretes? Me gustó tanto que he vuelto a hacerlo, esta vez en un color más intenso:


¡Me encantan sus diseños!


No dejéis de pasaros por su blog, es una maravilla.

1 de mar. de 2011

Galletas decoradas: palacios de caramelo

 
Para hacer estos palacios me inspiré en una preciosa tela que compré hace años:





¿Cómo utilizar el disco dust? Hay que poner una cantidad más bien generosa en un trozo de papel de hornear doblado e ir espolvoreando sobre el glaseado húmedo. Luego se sacude la galleta sobre el papel de hornear y se devuelve el disco dust sobrante a su frasquito.

El sanding sugar (sobre el verde del fondo de la casita verde, y sobre el blanco del fondo de la casita blanca y fucsia) lo espolvoreé por encima directamente con los dedos. Queda como si la superficie estuviera nevada...

¡Espero que os gusten!