20/1/2011

Pastel con dulce de chocolate

  
Ingredientes:

Bizcocho:
175 g mantequilla a temperatura ambiente
175 g azúcar glas
3 huevos batidos
75 g Golden Syrup
50 g harina de almendra
175 g de harina leudante
1 pizca de sal
50 g cacao en polvo
150 g agua

Glaseado:
225 g chocolate negro troceado
50 g azúcar demerara
225 g mantequilla a temperatural ambiente
50 g leche evaporada
1/2 cucharadita de esencia de vainilla

Glaseado: Poner todos los ingredientes en un cazo de fondo grueso. Calentarlos a fuego lento, sin dejar de remover, hasta que se hayan fundido.
Verter el glaseado en un cuenco y dejar que se enfríe. Taparlo y refrigerarlo durante 1 hora o hasta que se pueda untar.

Bizcocho: Precalentar el horno a 180 º C. Engrasar dos moldes (base y lateral) de 18 cm. de diámetro. Batir la mantequilla (con palas planas o mariposa) a velocidad 3 unos 3 minutos (bajar con la espátula lo que se quede pegado en laterales y palas tantas veces como sea necesario), hasta que esté a punto de pomada. Bajar a velocidad 1 e ir añadiéndole el azúcar glas a cucharadas. Cuando esté integrada, batir a velocidad 3 un minuto. Bajar de nuevo a velocidad 1 y añadir los huevos. Añadir el Golden syrup y la harina de almendras. Batir a velocidad 1 hasta que esté homogéneo.
Tamizar en otro cuenco la harina, la sal y el cacao. Añadir a la mezcla anterior. Verter unos 150 g de agua hasta obtener una masa de consistencia fluida. Verter la mitad de la masa en cada molde, aplanar bien las superficies y hornear unos 25 minutos, hasta que al pinchar el centro con un pincho metálico este salga limpio.
Dejar enfriar los bizcochos en los moldes durante un par de minutos y a continuación volcarlos sobre una rejilla metálica para que se enfríen completamente.
Poner algo menos de la mitad del glaseado sobre un bizcocho, poner el otro bizcocho encima y untar la parte superior y los laterales del pastel con el resto del glaseado.


Trucos / consejos / comentarios:

Esta receta es del libro "Paso a paso, repostería y panadería".

En mi caso el Golden Syrup lo compré en un súper de Turre (Almería) porque allí hay bastantes turistas ingleses y es más fácil encontrar estos productos, pero también lo tienen en tiendas especializadas.

Para el bizcocho utilicé cacao Valor del que sirve para hacer chocolate a la taza. Para el glaseado chocolate Valor en gotas 70% en la primera ocasión que hice la tarta, y cobertura Valor de chocolate puro (en tableta) la segunda vez (la de las fotos)... creo que me quedo con la primera y su sabor más intenso.

El glaseado quedó espectacular, tanto de aspecto como de textura y sabor. Me encantó que al comerlo notaba los grumitos del delicioso azúcar demerara (a falta de este se puede utilizar azúcar moreno) y eso es gracias a que al mezclarlo directamente a la vez que la mantequilla y el chocolate, el azúcar no llega a fundirse. Por cierto que temí que se endureciera en la nevera pero no, al cabo de una hora aún está cremosa; la removí un poco antes de untarla porque por fuera estaba más dura (por estar más fría) que por dentro. Pensé que era mucha cantidad en relación con el bizcocho pero no, es perfecto, ya que no resulta nada empalagoso.

Probé en dos ocasiones a hornear toda la masa en un sólo molde y luego dividirlo horizontalmente a la mitad con un cortatartas, pero se quedaba algo duro por arriba, menos hecho por dentro y poco esponjoso. Así que aunque es más rollo hacerlo así, finalmente he mantendo la indicación del libro de hornear en dos moldes; yo, como sólo tengo un molde de 18 cm., horneo primero la mitad y luego la otra mitad.






Me ha encantado este pastel, y les ha encantado a todos los que lo han probado ¡hasta a Daniel! que es antidulce total (a veces me pregunto qué fue de mis genes).

12 comentarios:

Catieu dijo...

Uhmmm!!!! Cuanto chocolate, me encanta. Nunca he probado esto del azúcar, habrá que buscar a ver si lo encuentro..... Se ve delicioso.

Rosa y Gris dijo...

ya han llegado!! muchisimas gracias de nuevo, he recibido las galletitas en perfecto estado y quiero felicitarte y mostrarte mi admiración porque en la realidad son aún más bonitas! hija mía que buena mano tienes!!!!! un abrazo y mil gracias, nos han encantado!

te dedico mi post de hoy!

un beso : )

http://rosaygris.blogspot.com/2011/01/ya-han-llegadooooo.html

Julia dijo...

Esta tarta está de vicio, Catieu, es quizás la de chocolate que más me gusta de todas las que he hecho jamás. Espero que encuentres el azúcar, quizás en alguna tienda de productos británicos o en alguna sección internacional de un gran súpermercado, porque merece la pena.

Me alegra muchísimo que hayan llegado en perfecto estado, Rosa y Gris, siempre temo que se rompa alguna durante el viaje ¡gracias por tu post!

Besos,

Mglòria dijo...

Que tarta más fantastica!!!
A mi me pasa lo mismo con la leche condensada.. no la puedo comprar!!!
Un beso!
Mglòria

Pell de llimona dijo...

vaya pinta tiene esta tarta, solo de verla se me hace la boca agua. estoy deseando recibir las galletas del sorteo.....no dejo de pensar en ellas. gracias de nuevo!!!!

Pell de llimona dijo...

opor cierto Julia, has recibido mis mails?

Julia dijo...

¡Hola Pell de Llimona!

No he recibido ningún correo tuyo (he mirado por si acaso en spam y tampoco hay nada) y ya me extrañaba después de tanto tiempo... traté de contactar contigo pero en tu perfil no figura ningún correo electrónico.

De todas formas este sorteo ha sido rarísimo, ya que Rosa y Gris me escribió pensando que era la ganadora ¿? yo quise confirmar en tu perfil que erais la misma persona porque me extrañó pero como digo no venía ningún correo, así que le envié el premio. De todas formas en cuanto escribiste y vi que era un error, te guardé las últimas que me quedaban para enviarte: sólo falta que me digas a qué dirección enviarlas. Por favor, contacta conmigo en el correo de mi perfil para darme tu dirección.

Besos,

Anónimo dijo...

me bajo corriendo al supermercado!!!
voy a hacer la tarta esta tarde mismo... bueno o lo que me salga. Se que solo con chupar la cuchara seré feliz!!!

moncata dijo...

Hola, Julia hoy q tengo tiempo estado ojeando todo tu blog...sin palabras, si me tuviera q quedar con algo no sabria con q,estoy deseando volver a Alemania solo por ir al supermercado,mi marido me matara..no sabia q tenias aficion a las casitas de muñecas, me parecen una monada.
Ahora estaba planeando el irme a Eurodisney para la semana blanca pero me parece q voy a mirar el parque de Lego o Playmobil.
Proximamente mi hijo cumple 7 años,y quiere una tarta de Batman, estaba empezando a mirar y si me atrevo voy a probar esta receta y comprar alguna oblea con la forma o algun dibujo, porque la verdad esque las de fondat son obras de arte, pero tambien son carisimas y solo te comes el bizcocho, el año pasado ya pague gusto y ganas por una tarta "coche transformer" haver si me puedes dar alguna idea,gracias

Julia dijo...

Muchas gracias, Mglòria.

Muchas gracias, Moncata. Yo también adoro Alemania, especialmente la zona de Baviera, aunque Berlín tamibén es una maravilla. No puedes perderte los súpermercados cuando vayas, tienen productos alucinantes, algunos que en España sólo encontraríamos en tiendas especializadas en grandes ciudades (por muchísimo más precio) y otros que no hemos visto jamás...

He estado dos veces en Eurodisney y me parece una Warner pero con colas cuatro veces más infernales y en una ciudad donde es fácil que te llueva y haga frío incluso en agosto (lo digo por experiencia). Me encanta París y la próxima vez que vaya no perderé el tiempo ni dinero visitando Eurodisney, en mi opinón no merece la pena, lo único que tienen es que le han hecho y le hacen muchísima publicidad.

Pero el parque de Lego es una pasada, mi hijo disfrutó como nunca, y mira que hemos ido a parques temáticos y de atracciones, pero ese ha sido su favorito. Y el mío. Es diferente a cualquier otro parque, con atracciones muy originales y sin colas infernales: los alemanes no han hecho publicidad en el extranjero como los franceses y lo pueden disfrutar para ellos solos ;-)
El de Playmobil también está fenomenal y es súper barato (8 €/persona) aunque sus atracciones en general no son tan espectaculares como las de Legoland y es más pequeño, si te gustan los Playmobil (a Daniel y a mí nos chiflan) te encantará seguro. Yo compré allí un montón de cosas chulísimas para su próximo cumpleaños: platos, vasos, servilletas, guirnaldas, manteles... Tengo pendiente publicar un post sobre este parque.

Sobre la tarta: si la quiere de Batman ¡lo tienes súper fácil! Haz una redonda, la cubres de amarillo claro (ya sea fondant o una crema) y luego le pones el murciélago negro encima (igual, en fondant o en crema). Creo que quedará más rico, original y bonito que con la oblea. Y más casero.

Besos,

Raquel dijo...

No lo he visto... no lo he visto.. no lo he visto... vale si si que lo he visto ¿y ahora como me lo quito de la cabeza? ays señor jaja

Besicos sorianos:)
Raquel de TratadeCocinaR

Isabel Yagüe dijo...

Maravillosa tarta, el chocolate es mi pasión!!!
Me quedo por aquí para no perderme nada, puedes ver mi blog en http://obsesionporloscupcakes.blogspot.com.es/ Espero que te guste.
Besos.