2/6/2010

Tarta de Bob Esponja

     
La base de esta tarta es el bizcocho de Madeira. Gracias a la consitencia de este, pude estar llevándola de un lado a otro cogiéndola directamente de la base del bizcocho (sin necesidad de plato ni nada similar) sin peligro de que se rompiera o perdiera la forma.


Utilicé un molde rectangular de 20 cm de ancho y, como me sobraba de largo (hasta los pantalones, que es hasta donde llega el bizcocho, hay 20,5 cm) y la cantidad de masa no era mucha, puse papel albal de relleno en uno de los extremos del molde, para que el bizcocho quedara con esas medidas.

Recorté el modelo que previamente me había imprimido con las medidas indicadas (20 x 20,5) y lo puse sobre el bizcocho para recortar con un cuchillo pequeño la forma.

Primero di una capa de margarina por la parte superior y los laterales del bizcocho, ya que esta sirve para pegar el fondant al bizcocho. Se puede utilizar mantequilla, pero la margarina es más untuosa y por tanto fácil de extender.

Tomé el fondant amarillo (teñido con colorante Americolor) y lo extendí con un rodillo de fondant. Utilizando de nuevo el modelo en papel, recorté la forma donde la cara se junta con la camisa, dejando la parte superior y los lados sin recortar, ya que deben cubrir el lateral. Lo tomé con cuidado (con ayuda de un rodillo grande), lo puse sobre el bizcocho y fui ajustándolo y pegándolo a él: incluso las esquinas quedan perfectas, sin pliegues, el fondant es increíble. Después hice lo mismo para la camisa y los pantalones.

A continuación recorté los ojos y los mofletes con el modelo de papel, e hice la forma de la boca y las pestañas haciendo un rollo fino de fondant igual que hacía de niña con la plastilina (se trabaja de la misma forma). Y por último le puse unos puntitos rojos como pecas (haciendo bolitas directamente con la mano). El fondat se pega al fondant pintando una de las superficies a pegar con un pincel humedecido en agua.

La raya roja debajo la boca y las de alrededor de los mofletes las hice con un glaseado (icing) comprado. Y en lugar de poner verde en las manchitas de la cara, pensé que quedaría mejor hacerle hoyitos con estekas.

Entonces, feliz con lo que llevaba hecho hasta el momento, la dejé cuidadosamente sobre la barra de la cocina, donde creí que estaría a salvo, y me fui a mi clase de yoga...

... Sólo estuve fuera una hora, una hora simplemente. Pero a la vuelta me encontré con que mi Bob Esponja tenía un agujero en mitad de la frente (con forma y tamaño sospechosamente parecidos a los de un dedito...). Daniel estaba ya durmiendo así que no pude someterle al interrogatorio hasta el día siguiente. Entonces, y tras hacerme prometerle que no habría represalias (dios, se las sabe todas), confesó que quería comprobar que realmente había bizcocho debajo... Le he sugerido que en próximas ocasiones mejor me pregunte. En fin, no pude enfadarme con él, primero porque se lo había prometido y segundo porque tuve que aguantarme la risa cuando confesó.

El caso es que esto me ha hecho perderle bastante el miedo al fondant. Porque yo temía incluso dejar una marca al presionar demasiado con algo o al tocarlo. Y resulta que pude hasta disimular ese agujero. Una vez se ha roto la superficie del fondant la única forma de cerrarlo y que quede lisa es volver a hacer una bola con el fondant y alisarlo de nuevo con el rodillo, pero esto no era posible puesto que ya estaba pegado al bizcocho y, en caso de despegarlo, habría arrastrado detrás la margarina y migas de bizcocho. Por lo que decidí darle suavemente con el rodillo de fondant hasta empujar el agujero al lateral, donde lo cerré y, aunque no quedó totalmente liso, está en un sitio donde apenas se nota.


Para terminar hice los brazos y piernas, enteramente con fondant, y los uní al cuerpo pasando por su interior fideos (mejor utilizar esto que palillos, por si alguien lo mordiera) que pinché en el bizcocho.


Estoy encantada con el resultado, creo que para ser mi primera tarta de estas características está bastante bien. Daniel ya me ha advertido que la próxima la quiere de Playmobil... sielos, menos mal que tengo un año por delante para echarle imaginación...

16 comentarios:

Sue dijo...

Excelente!!!! Te felicito por tu talento :)

Oli dijo...

Dan unas ganas de pegarle un bocado a la pantalla....

Sara dijo...

Julia, impresionante!!
A parte de que es muy apetecible, has conseguido hacer la forma de Bob a la perfección!

Anónimo dijo...

te felicito
pedazo de arte haciendo tartas

Vanesa dijo...

madre mia esta perfecto lo mires por dnde lo mires es bob esponja a la perfecion!!!! increible eres una pedazo d artista vaya!

Anónimo dijo...

Great! I like spongebob you're amaze with the decorations of the cakes.. You have the perfection ;)

Julia dijo...

Thank you very much! :)

Anónimo dijo...

FANTASTICO, ES INCREIBLE,
UNA PREGUNTILA DE DONDE SACASTE LA PLANTILLA

Julia dijo...

Puedes coger la imagen de este post: http://postreadiccion.blogspot.com/2010/05/galletas-de-bob-esponja.html
Pincha sobre el dibujo de Bob Esponja, selecciona con el ratón, da Ctrl+C y pega en word, arrastra con el ratón desde la esquina del dibujo hasta dejarlo del tamaño que deseas tu tarta e imprime (si es grande, tendrás que hacerlo en DINA-2).

¡Buena suerte!

Davinia dijo...

Madre mía!!! eres uno de mis ídolos!
Tengo que hacer este finde una igual y no sé por donde empezar! Pánico me da! Me parece que tiene mucho trabajo y tengo un poco de miedo!
Mañana me voy a comprar colorantes que me faltan y el fondant hecho!Ya te contaré qué tal me ha salido pero tomaré tu tarta como inspiración!
Besitos

Anónimo dijo...

muchisimas gracias, voy a ver si tengo suerte y me lanzo aunq seguro k no me sale tan bien como la tuya, k manitas tienes hija

Anónimo dijo...

Hola Julia,

me voy a a lanzar a preparar una tarta de Bob Esponja para el cumpleaños de mi hijo, y es pa primera vez que utilizo fondant.
¿Puedes ayudarme a organizarme?
Quiero decir, si necesito la tarta para el sábado a la hora de la comida, ¿cuando empiezo?¿cuanto tiempo puede llevar a una desconocedora del mundo del fondant?

Gracias.

Araceli

Julia dijo...

Hola Araceli,

Creo que lo ideal es que la hicieras el día anterior. El bizcocho y, si vas a rellenarlo, el relleno, no llevan mucho tiempo, y decorarla depende de la maña que te des y lo perfeccionista que seas... pero pienso que si tienes toda la tarde del día anterior, te daría tiempo sin problema.

Espero que te quede genial, un abrazo,

Salma dijo...

Mis sobrinos adoran a Bob Esponja!! así que buenísimo la idea, porque ellos viven en Peru, y tengo pasajes a Lima para ir a visitarlos la semana que viene. Y bueno, me gusaría allí sorprenderlos a los melli en el día de su cumpleaños numero 5
Graicas, saludos!

ranko kameran dijo...

Madre mía!! estoy alucinando con tus creaciones! he descubierto hoy tu blog y estoy impresionada! aunque ahora veo que aun me queda mucho para aprender de repostería! jejejeje

Marina dijo...

Madre mía he visto tartas de Bob Esponja, pero esta sin duda es la mejor. Si parece el autentico Bob Esponja recién sacado de Fondo de bikini. Mencanta :)